QUICKSTORE MICROSHUTTLE

El MICROSHUTTLE de Vanderlande es una solución eficiente y de valor añadido a nivel energético para aplicaciones de bajo a medio rendimiento en una amplia variedad de industrias. Una ventaja importante es la escalabilidad, ya que el sistema puede aplicarse sin necesidad de lanzaderas adicionales cuando los requisitos de rendimiento aumentan.
Principios
El MICROSHUTTLE es un sistema automatizado de almacenamiento y entrega de canastillas (totes), parte de la gama de miniloads, lanzaderas y dispositivos de manipulación de cargas de Vanderlande. Los shuttles no están dedicados a un nivel de almacenamiento, sino que pueden moverse entre los distintos niveles de almacenamiento usando un elevador. Emplean condensadores, garantizando que pueden funcionar de forma autónoma sin necesidad de rieles eléctricos en los pasillos, y utilizan la comunicación inalámbrica.
Escalabilidad y flexibilidad
Todos los sistemas de MICROSHUTTLE pueden ampliarse en función de las necesidades individuales y adaptándose al rendimiento necesario. Por ejemplo, un sistema con 12 niveles puede empezar solo con dos shuttles reduciendo así la inversión inicial. A medida que los requisitos de rendimiento aumentan, se pueden añadir lanzaderas de manera individual hasta alcanzar la capacidad máxima de elevación.
Eficiente a nivel energético y rentable
Durante la fase de desarrollo del QUICKSTORE MICROSHUTTLE se prestó mucha atención a la reducción del peso al mínimo posible ya que el objetivo era crear un sistema rentable, ligero y eficiente a nivel energético. La combinación óptima de rendimiento, aceleración y velocidad del motor garantiza la máxima eficiencia energética.
Alta accesibilidad y disponibilidad
Se puede acceder manualmente a todas las posiciones del almacén. Si es necesario reparar un shuttle, puede sacarse fácilmente del sistema mientras que el resto se ocupa de las tareas de almacenamiento y recuperación. Esto crea un sistema muy redundante con un alto nivel de disponibilidad.