Rampa de almacenamiento masivo

Durante el proceso de carga de los vehículos de reparto, muchas empresas se encuentran con que algunas instalaciones son demasiado pequeñas. En especial, el número de muelles suele ser insuficiente para colocar todas las furgonetas a la vez. La respuesta más habitual es tener dos o más turnos de carga. 
Durante la clasificación, todos los paquetes que se asignan a un segundo turno tienen que almacenarse. Una mejor alternativa es utilizar una rampa de almacenamiento masivo. Durante la clasificación nocturna se llena la rampa, sin que sea necesaria la presencia de los operarios. Este proceso se realiza con mucho cuidado, buscando el mayor espacio de acumulación pero a la vez minimizando el riesgo de daño a la mercancía.
Cuando los conductores de reparto llegan para el primer turno, solo tienen que activar las salidas asociadas, extender la rampa y conectarla a su vehículo. Esto garantiza la mayor eficacia posible del operario y una buena ergonomía. Después de la salida del primer turno, el segundo turno hace lo mismo. Esta solución de Vanderlande ofrece numerosas ventajas:
  • hasta 200 bultos en la rampa de almacenamiento;
  • diseño de impacto suave para reducir el riesgo de daños;
  • estaciones de trabajo ergonómicas con controles integrados;
  • sin presión de línea en la posición del operario;
  • alto grado de modularidad;
  • mayor eficacia del operario.