Sostenibilidad

Los desarrollos tecnológicos y sociales están evolucionando a una velocidad cada vez mayor. El compromiso de la compañía con las personas, el planeta y los beneficios como centro de su estrategia han hecho que la sostenibilidad sea un principio clave para Vanderlande.
A través de sus productos y soluciones, la empresa pretende contribuir en la consecución de los objetivos de sus clientes en función de sus responsabilidades y, en general, en relación con el medio ambiente. Este enfoque está generando resultados muy positivos hasta el momento.
Reducción de los costes operativos y aumento de la productividad
Un uso óptimo de la energía no solo reduce los costes operativos, sino que también afecta a la huella de carbono de cualquier empresa. Un buen ejemplo es el programa de reducción de consumo lanzado por Vanderlande, que ha permitido conseguir reducciones superiores al 50%. Esto se consigue combinando diseños de subsistemas mecatrónicos más inteligentes con bandas y motores eficientes a nivel energético, así como sistemas de control que desconectan los subsistemas automáticamente cuando no hay carga de trabajo. 
Cuidar de los empleados hace que éstos se sientan más felices y motivados y, en consecuencia, tendrán una mayor implicación con la empresa. Vanderlande invierte mucho tiempo, recursos e investigación en el diseño de soluciones ergonómicas que se adapten al movimiento y las capacidades cognitivas de los trabajadores. 
Por poner algún ejemplo, las estaciones de trabajo ergonómicas @EASE y los dispositivos de elevación de Vanderlande permiten a los operarios mantener altos niveles de productividad durante periodos prolongados. Todo ello permite crear un entorno de trabajo exento de fatiga para los operarios, lo que a su vez reduce la probabilidad de lesiones y accidentes.
Llevando la calidad a un nivel superior
La estrategia de innovación de Vanderlande sigue los principios de cadena de suministro de bucle cerrado, en la que los materiales se evalúan en función de sus propiedades y de sus efectos en las personas, el entorno y su capacidad de reciclaje. Este enfoque ha permitido a Vanderlande desarrollar el BLUEVEYOR según los principios "Cradle-to-Cradle". El BLUEVEYOR es la primera banda transportadora del mundo que no tiene materiales nocivos ni tóxicos como el PVC. Se ha diseñado especialmente para poder ser desmontada por completo al final de su ciclo de vida. La búsqueda de diseños innovadores e inteligentes no cesa, y estos principios servirán de base para crear nuevos productos.
Las personas detrás de los productos
Pese a que vivimos en un mundo donde cada vez más predomina la tecnología, Vanderlande cree y apuesta por las personas: sus empleados marcan la diferencia en todas las operaciones de la empresa y el desarrollo continuo viene determinado por la educación y la formación de sus trabajadores. Para poder potenciar esta faceta de los trabajadores, la Academia Vanderlande se postula como una de las plataformas disponibles para que los trabajadores mejoren su desarrollo personal y profesional.
La salud y la seguridad de los empleados son, también, fundamentales para Vanderlande. La compañía insiste en la aplicación de prácticas de trabajo seguras alentando una conducta responsable y garantizando que los equipos y las personas entiendan qué se espera de ellos. Los subcontratistas quedan obligados contractualmente a garantizar que sus empleados cumplan con las directrices de seguridad de la compañía para proporcionar las medidas de protección requeridas. Además, los subcontratistas deben proporcionar un plan de salud y seguridad antes de iniciar los trabajos en cualquiera de las instalaciones de Vanderlande.